5 habilidades imprescindibles para trabajar de teleoperador

Son muchas las habilidades que debe tener un teleoperador para hacer bien su trabajo, pues, aunque parezca sencillo, se trata de una labor que en la mayoría de los casos exige de amplios conocimientos, de organización y paciencia, pues, cada llamada recibida plantea una situación distinta que demanda una solución.

Si quieres desempeñarte como uno de estos profesionales y quieres saber si tienes lo que se necesita para serlo, no te pierdas estas 5 habilidades imprescindibles que debes tener para trabajar como teleoperador.

#1 Empatía

Un teleoperador debe estar en capacidad de ponerse en el lugar de su interlocutor, solo de esa manera podrá entender su situación y buscar una solución que verdaderamente lo satisfaga. En este sentido, debe escuchar detenidamente las inquietudes del cliente y tratarle con cordialidad y respeto.

Esta habilidad es tan importante, que de hecho, los Call Center en Barcelona la exigen entre sus requisitos. 

#2 Herramientas de comunicación

No todas las personas tendrán la misma facilidad para plantear sus dudas, realizar reclamos o entender las posibles situaciones que un teleoperador plantea, por lo tanto, es fundamental que el profesional cuente con buenas herramientas de comunicación que le permitan entender los planteamientos de su cliente, así como también hacer entender los suyos.

#3 Paciencia y tolerancia

Algo común en las llamadas recibidas en los Call Center, es que los clientes suelen perder la paciencia e incluso, pueden llegar a utilizar improperios contra el teleoperador. En este caso, es fundamental que el profesional sea tolerante, respetuoso y que transmita la paciencia que se requiere para poder seguir adelante con la llamada.

#4 Resolución de problemas

Las personas llaman a los centros de llamadas en busca de soluciones, por eso el teleoperador debe ser ágil, intuitivo y debe estar en capacidad de aportar respuestas oportunas y satisfactorias al cliente, que impliquen la resolución de sus dudas o problemas.

Para esto, es necesario que el profesional conozca a profundidad su trabajo, cumpla con las instrucciones indicadas y, por supuesto, que aplique su creatividad en diferentes tipos de situaciones.

#5 Confianza en sí mismo

Por último, pero no menos importante, es imprescindible que un teleoperador confíe en todas sus habilidades y en la manera en la que guía los procesos, solo de esta manera podrá transmitir su liderazgo y hacerle entender al cliente que tiene control sobre la situación y que puede ofrecerle las soluciones perfectas para cumplir con sus planteamientos.