motos

¿Deseas tener un campeón de motociclismo en tu familia? Tal vez tu hijo pequeño ha manifestado el interés por este deporte a motor y deseas apoyarlo; pero, ¿por dónde se debe comenzar? Indudablemente por la protección de tu pequeñín. Por eso este artículo te explicará la importancia de protegerlo, dándote valiosas sugerencias para lograrlo.

Como el deporte de motos regularmente implica desarrollar altas velocidades y saltos, si el niño tiene escasa protección, el peligro se incrementará en gran manera; pues frecuentemente ocurren choques, caídas y otros accidentes que pudieran ocasionar lesiones graves. En vista de ello, es muy necesario contar con protecciones para motos de niños. Empezaremos hablando del casco. 

La importancia del casco 

Se ha dicho que “la cabeza es la parte más frágil y la que padece lesiones de mayor gravedad en caso de accidentes”. El casco protege la cabeza del niño de impactos directos contra el pavimento y con otras motos en la competencia. Además, la visera le protege los ojos de partículas de polvo y fango que se levantan del terreno (en el caso del cross se cuenta con las gafas protectoras). 

Si el niño rodara por el suelo o terreno debido a una caída, su cara estará protegida de desgarres y raspones. En vista de lo anterior, es importante que el casco se sujete firmemente a la cabeza, asegurándolo con su correa de seguridad. Como punto número 2 hablaremos del tipo de ropa que debe utilizar. 

La ropa de cross protege al niño

Este equipo, además de proteger al niño del clima como pudiera ser la lluvia o las ráfagas de viento, le garantiza preservarlo ante una caída o colisión en medio del tráfico de la competencia. 

En vista de que estas situaciones se presentarán, los padres no deben dejar de comprar la ropa de Cross, que es una camiseta y un pantalón especial; para que el niño desde el inicio de sus entrenamientos tenga un completo equipamiento.

No olvidemos que lo primero que tocará el suelo en una caída son las manos, y para darles protección hablaremos de los guantes.

Cómo protegen los guantes las manos del niño

Al momento de caerse, en cosas de segundos las manos buscan proteger al entero cuerpo del fuerte golpe que recibirá. Pero procurando realizar este salvamento, los nudillos de los dedos y los tendones de la mano pudieran lesionarse. 

Puesto que los guantes son sumamente importantes para la seguridad del niño, los que son gruesos también resguardan del frío y la lluvia. Ahora bien, no debemos dejar de un lado el calzado. Le sigue el turno a las botas.

Botas de motos para niños para su seguridad

El objetivo principal de las botas es proteger el pie, el tobillo y la espinilla del niño. Aunque algunos no le den la debida importancia a este asunto, la verdad es que los pies corren un mayor porcentaje de riesgos, aunque no se produzca un accidente.

Las botas por lo regular las diseñan con refuerzos de protección en los puntos más vulnerable del pie y el tobillo. Cuando las mismas son altas, garantizan protección casi hasta la rodilla. 

Accesorios adicionales

Además de los equipos de seguridad ya mencionados para que el niño se entrene para competir en motos, hay adicionalmente otros accesorios como: rodilleras, petos, coderas, protectores de caderas y cuellos, entre otros, que podrán contribuir a su máxima seguridad.

De manera que, padres, acondicionen bien a su niño y no duden en dotarlos con un buen equipamiento protector, para que estén bien protegidos durante su entrenamiento para competir en moto. Si hacen suyas las sugerencias que les hemos dado, de seguro su hijo llegará a ser un campeón de motociclismo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *