tratamientos capilares

El pelo es una  de las zonas de nuestro cuerpo que más sufre a diario, y que más preocupaciones y dolores de cabezada. Y es que a todos nos  ha pasado que por épocas de estrés hemos sufrido pérdidas o  tener algún conocido con el pelo más frágil o que esté empezando a tener alopecia.

Existen clínicas especializadas en tratamientos a las que acudimos cuando ya no queda ningún remedio a nuestro problema. Sin embargo, hay casos en los  que no podremos hacer nada y solo nos queda el injerto capilar.

Para estos casos tendremos clínicas especializadas a las que acudir como Corporación Capilar que, además de tener a los mejores profesionales, cuentan con la maquinaria más especializada. 

Pero si nuestro caso no es tan extremo, lo queremos evitar o ya nos hemos realizado algún tratamiento y queremos mantener nuestro pelo en el mejor de los estados, aquí van un par de consejos de qué hacer y qué no hacer en el cuidado de nuestro cabello.

Evita

  • Lavarte el pelo a diario. Nuestro cuero cabelludo tiene protectores naturales que segrega para que el pelo esté en óptimas condiciones. Lavarnos el pelo a diario significa quitarle esa capa  y debilitarlo. Además para las personas con el pelo graso, esto aumenta la producción de sebo haciendo que se ensucie a más velocidad.
  • Usar peines de plástico. Si tenemos el pelo largo y se nos enreda usar peines de mala calidad hará que este se rompa con más  facilidad. 
  • Evita al máximo el uso de secadores u otros productos de calor que dañan tu pelo. Cada vez que te pasas la plancha o el rizados estás dañando la fibra capilar, volviendo tu cabello más frágil y vulnerable. Intenta evitar al máximo usarlos y limita el secador al invierno.
  • Las gomas de pelo y los recogidos muy apretados quiebran la fibra capilar. Si tenemos el cabello frágil el uso de ellas hará que se rompa más. 
  • Las piscinas, el  cloro y el sol en verano son claros enemigos de la salud de nuestro pelo. Hacen que este se seque,se abran sus puntas. Evita al máximo exponerlo, con sombreros, intentando no mojarlo siempre, etc…

Lo que sí debes hacer

  • Si vas a lavar tu pelo a diario porque vas al gimnasio, es verano y tienes que aclararlo de la sal del mar o el cloro de la piscina intenta, usar champús con un pH adecuado para uso diario.
  • Si usas tanto plancha como secador, usa productos para proteger tu fibra capilar del calor. Los podrás encontrar en  cualquier tienda, peluquería o centro de belleza.
  • En vez de recoger tu pelo en coletas intenta hacer trenzas menos apretadas. Así no lo tensarás haciendo más débil su raíz o quebrandolo.
  • Compra peines de madera, está demostrado que son mucho más benignos que los de plástico.
  • Usa mascarillas especiales para tu tipo de cabello mínimo dos veces por semana. estas mascarillas además de dejartelo brillante y sedoso  nutrirá tu cabello desde dentro y lo recuperará del resto de agresiones que sufre a diario.
  • Tras épocas como verano o el frío del invierno, acude a tu peluquería de confianza para que te realicen un tratamiento regenerante y corten la parte dañada. Mejor un pelo más corto y sano que una melena larga que parece un pajar.

Si aún así ves que pierdes mucha  densidad de melena, tienes problemas de grasa, estás empezando a ver zonas clareadas te recomendamos  que acudas a centros como Corporación Capilar.

Estos centros te realizarán un análisis exhaustivo para determinar la causa real de la pérdida de fuerza de tu melena. Una vez tengas este te pondrán en manos de los mejores profesionales para reparar el daño, sea con tratamientos capilares o con un injerto capilar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *